Buscador

Libros Usados Tucumán

Renová tus lecturas o vendé esos libros que ya no te interesan con www.LibrosUsadosTucumán.com.ar    Nos mueve la pasión por la l...

12 de marzo de 2010

Áreas Naturales Protegidas de Tucumán

Actualmente la provincia de Tucumán posee 12 áreas naturales protegidas cuyas riquezas biológicas, hídricas, arqueológicas y antropológicas son de gran valor no sólo para nuestra provincia sino para la totalidad del territorio nacional argentino.


Áreas Naturales Protegidas

Se denominan Áreas Protegidas a aquellos ambientes que cuentan con protección legal y manejo especial, destinado a objetivos de conservación y preservación del patrimonio natural y cultural, y sus recursos.

La protección de ambientes naturales en la provincia de Tucumán se inició a principios del siglo XX, época de oro de la cultura y las ciencias tucumanas. En el año 1936 se concretó la creación del Parque Provincial La Florida, primer área protegida provincial en todo el territorio argentino.

Las Áreas Naturales Protegida brindan importantes beneficios para las generaciones actuales y futuras:
  • Preservan la diversidad biológica, Biodiversidad, manteniendo el material genético de las comunidades naturales y evitando la pérdida de especies de planta y animales.
  • Permiten conservar paisajes valiosos y formaciones geológicas notables.
  • Protegen la herencia cultural de los pueblos, conservando patrimonios arqueológicos y antropológicos.
  • Brindan oportunidades para la educación y la investigación científica.
  • Proveen oportunidades para la recreación y el turismo, protegiendo los recursos paisajísticos y las áreas de belleza natural.  
  • Preservan los recursos hídricos, regulando y purificando el caudal de agua.
  • Preservan los suelos; manteniendo la vegetación original y evitando la erosión, sobre todo en las zonas empinadas y en las riberas de los ríos.
  • Amparan a las personas de desastres naturales (acción de los vientos, aludes e inundaciones) ocasionados por el mal uso de los recursos naturales.
  • Conservan áreas para garantizar opciones de uso en el futuro.

Las áreas protegidas no son para mantener a los humanos fuera de ellas, sino para que comprendiendo sus beneficios nos sintamos orgullosos y responsables de ellas.   ¡Visitar nuestras Áreas Naturales Protegidas es una forma de contribuir a su conservación!


Actualmente la provincia de Tucumán posee 12 áreas protegidas que se caracterizan por la riqueza de su flora y fauna, y por a belleza de sus paisajes. Poseen un alto valor biológico, ocupando zonas estratégicas para la preservación y conservación del patrimonio natural y cultural, la biodiversidad y los ambientes naturales provinciales. La diversidad biológica, los recursos hídricos, el funcionamiento de todo el territorio provincial y su desarrollo socioeconómico sostenible dependen, en gran medida, de la preservación y protección de estas áreas.  Ellas poseen, además, riquezas arqueológicas y antropológicas de gran valor para la totalidad del territorio nacional.
  1. Cumbres Calchaquíes (Parque Provincial)
  2. La Angostura (Reserva Natural)
  3. Parque Provincial Los Ñuñorcos y Reserva Natural Quebrada del Portugués
  4. La Florida (Parque Provincial y Reserva de Flora y Fauna)
  5. Aguas Chiquitas (Estación Biológica y Reserva Natural)
  6. Santa Ana (Reserva Natural)
  7. Aconquija (Parque Provincial y Reserva Forestal)
  8. Ibatín (Parque Provincial)
  9. Los Sosa (Reserva Natural)
  10. Campo de Los Alisos (Parque Nacional)
  11. Parque Universitario Sierra de San Javier y Reserva Experimental Horco Molle
  12. Valles Calchaquíes Tucumanos (Área Protegida Provincial)



Cumbres Calchaquíes (Parque Provincial)
Es el área protegida más grande de nuestra provincia.  Comprende una superficie de 82.000 hectáreas, ubicadas en el departamento Tafí del Valle.  Abarca las Cumbres Calchaquíes por encima de los 3.000 msnm.
Comprende zonas correspondientes a los pastizales de altura y bosques montanos superiores pertenecientes al ecosistema de las Yungas, así como también ambientes correspondientes a los ecosistemas Altoandino y Puneño.
Alberga perdices, flamencos, guayatas, rapaces, becasinas, chinchillones, gatos andinos, pumas, guanacos y taruca o venado del norte, especie hoy declarada Monumento Natural Argentino. 
El área contiene zonas de “dormideras” de cóndor andino, sumamente importantes para su conservación.
En la ladera Oeste, en la zona de Tío Punco, se encuentran afloramientos terciarios con importantes fósiles de mamíferos, un yacimiento de bosques petrificados de algarrobos y una de las últimas poblaciones de suris de nuestra provincia.
Contiene también numerosos yacimientos arqueológicos, entre los que se destaca el correspondiente al pueblo de los Alcalianes, uno de los mayores asentamientos calchaquíes.
Hasta la década pasada los terrenos del Parque fueron considerados fiscales, pero ante las disposiciones de la Constitución Nacional fueron reintegrados a la Comunidad Indígena de Amaicha del Valle.


La Angostura (Reserva Natural)
En el año 1996 se creo la Reserva Natural de La Angostura, sobre una superficie de 1.147 hectáreas ubicadas en el área del lago y perilago del dique La Angostura, en el departamento Tafí del Valle, a 2.000 msnm.
Esta reserva está destinada a la conservación de una antiquísima estación de transito, descanso y nidificación de las aves migratorias de altas cumbres, una gran variedad de patos y otras aves acuáticas.  De ésta manera, la reserva protege y preserva aves en peligro de extinción o de hábitat restringido como el halcón peregrino, gansos blancos andinos, gaviotas serranas, pato fiero, pato colorado, flamenco común, tero andino, gansos andinos, varias especies de gallaretas, chorlos, etc.
El Valle del Tafí posee una red hídrica muy densa.  Su colector principal es el río Tafí, que recibe las aguas que bajan de los cordones montañosos que rodean el valle.
Antiguamente, antes de la construcción del dique,  el sistema hídrico en La Angostura conformaba un extenso humedal, donde la vegetación característica eran pastizales de entre 1 y 2 m de altura.  Éste humedal funcionaba interconectado con los humedales altoandinos, de las Yungas y chaqueños, preservando una fauna de aves y mamíferos emblemáticos. La estación forma parte de la RUTA MIGRATORIA ANDINA que enlaza los Valles Intermontanos con la puna de Argentina, Bolivia y Perú.  Hacia finales del siglo XX se logró una parcial recuperación del ambiente natural y un lento retorno de las poblaciones de aves.
La reserva de La Angostura preserva además un patrimonio de alto valor provincial y nacional ya que  formó parte del área de radicación de las primeras culturas sedentarias del territorio argentino, el reinado del Tucma, por cuya relevancia se originó la entrada de la conquista española en nuestro país.


Parque Provincial Los Ñuñorcos y Reserva Natural Quebrada del Portugués
El Parque Provincial Los Ñuñorcos fue creado en 1965.  En 1996 se reafirma la protección de esta área con la creación de la Reserva Quebrada del Portugués que constituye el eje central del Parque cruzandolo de noroeste a sudeste. Por la quebrada baja el río Pueblo Viejo.  Comprende aproximadamente 16.000 hectáreas, ubicadas en el departamento Tafí del Valle.
Constituyó la puerta de salida de los Indios Calchaquíes, que bajaban para cazar desde el Valle del Tafí a través de la Quebrada del Portugués.  Cuentan que los indios, debían dormir subidos en los árboles para no ser atacados por la enorme cantidad de tigres y jaguares que habitaban los bosques en esa época.   Se trata sin lugar a duda del área más importante de la provincia por numerosas razones:
-Comprende selvas, bosques y pastizales de las Yungas, así como también ecosistemas altoandinos, todos en inigualable estado de conservación.
-Alberga corzuelas coloradas, felinos, pecaríes, guanacos y una importante población de tarucas o venados del norte, una especie declarada Monumento Natural Argentino.
-Forman parte de las rutas de las aves migratoria, por lo tanto es clave para la preservación de las mismas y en particular del cóndor andino.
-Abarca el área donde se produjeron los hechos más relevantes de la historia cultural precolombina, la expansión del imperio inca hacia el sur, el ingreso del indio araucano hacia el norte, la entrada de los españoles en los años de la conquista y posteriormente la vía de comunicación permanente con la sede del Virreinato del Perú.
-Se encuentran en el área rastros de nuestra historia e identidad nacional, como por ejemplo: menhires y otros rastros del Reino del Tucma, así como también importantes yacimientos paleontológicos terciarios y cuaternarios.
Sus fundamentales valores hicieron que se reiterara la preservación en el año 1996, cuando se declaró protegida el área de aproximadamente 12.000 hectáreas en la zona denominada Quebrada del Portugués.


La Florida (Parque Provincial y Reserva de Flora y Fauna)
Esta reserva fue creada en el año 1936.  Comprende aproximadamente unas 10.000 hectáreas, ubicadas al Oeste del departamento Monteros.  Se extiende en una franja alargada que va desde los 500 msnm hasta alcanzar las cumbres nevadas del Aconquija  a 4.000 msnm.
Es un área cargada de historia natural y cultural, guarda numerosos yacimientos arqueológicos prehispánicos de incalculable valor cultural.  Por ella corre el río Pueblo Viejo que baja de las Sierras del Aconquija por la Quebrada del Portugués y conecta el valle del Tafí con el llano, razón por la cual fue la salida habitual de los diaguitas para cazar y fue parte del Camino del Inca.  Es además, una de las muestras más representativas de los ambientes naturales originales de la provincia, tal como lo vivieron los pueblos indígenas y como lo encontraron los primeros españoles antes de las fundaciones de ciudades, el ambiente de las yungas australes.  En estas tierras se desarrolló la vida de los primeros tucumanos, parte de los hechos más importantes de la conquista española y el nacimiento de las primeras industrias del país, que hicieron a la ciudad de San Miguel en Ibatín, la ciudad más próspera del norte.  La madera de sus bosques, valiosa y muy abundante en cedros y nogales, abastecía a todos los pueblos argentinos de aquel entonces. 
En el sector este del Parque, funciona el Vivero Provincial. Allí se produce la mayor cantidad de especies forestales y ornamentales, nativas y exóticas, que cubren las necesidades de forestación de la región.


Aguas Chiquitas (Estación Biológica y Reserva Natural)
En el año 1982 se construyó la Estación Biológica, ubicada a 3 Km. de la villa de El Cadillal, para la investigación sobre especies de fauna autóctona y para sustentar campañas de repoblamiento de ambientes. Se mantuvieron ejemplares de puma, zorro pampa, corzuela parda, pecarí, gato onza y tapir, efectuando ensayos de reproducción y cría en todos los casos.  A partir de 1987 los ejemplares fueron trasladados a la Reserva Experimental de Horco Molle.  En 1986 se creó la Reserva Natural de Aguas Chiquitas, única reserva que preserva ambientes del bosque de transición, un ecosistema prácticamente desaparecido en la provincia. En el arroyo Aguas Chiquitas, existe un importante yacimiento paleontológico en formaciones de origen terciario temprano, del cual se han extraído fósiles de mamíferos y cocodrilos.


Santa Ana (Reserva Natural)
En el año 1972 se declararon como reserva de flora y fauna las tierras del ex Ingenio Santa Ana, un área de 20.000 hectáreas, ubicada en el departamento Río Chico. Su altitud va desde los 450 a los 2.050 msnm.  Actualmente constituye una de las mayores áreas protegidas de la provincia.  Ocupa una importante superficie de selvas montanas, bosques montanos y pastizales de altura, pertenecientes al ecosistema de las Yungas, que se conservan inalterados.


Las Mesadas (Bosque Protector)
La Ley 6.292 de Recursos Naturales Renovables y Areas Naturales Protegidas, incluye en la declaración de Bosques Protectores al ubicado en el Paraje Las Mesadas, Localidad Los Sosas, Departamento Monteros.


Aconquija (Parque Provincial y Reserva Forestal)
Esta reserva fue creada en el año 1936.  Comprende aproximadamente 500 hectáreas, ubicadas en las Sierras de San Javier, primer distrito del departamento Tafí.


Ibatín (Parque Provincial)
Esta área protegida fue creada en 1965.  Comprende una superficie de 10 hectáreas, ubicadas en el departamento Monteros.  Protege y preserva el área donde se estableció la primera ciudad de San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión, fundada por Diego de Villaroel en 1565.


Los Sosa (Reserva Natural)
Esta pequeña área protegida fue creada en el año 1941, para la preservación de las bellezas escénicas naturales de la quebrada del río Los Sosas.  Comprende una franja estrecha de 18 km de largo y un kilómetro promedio de ancho, con terrenos muy accidentados y con grandes pendientes, a ambos lados de la Ruta provincial 307 que une Acheral con Tafí del Valle.  Posee una superficie total de 890 hectáreas en los departamentos Monteros y Tafí del Valle y su altitud va de los 650 a los 1750 msnm.
Preserva parte de dos comunidades vegetales de las Yungas: la selva con sus cedros, nogales y laureles, y los bosques montanos, uniespecíficos de alisos, con algunos ejemplares de sauco. 
A pesar de ser un área sumamente pequeña, es de fundamental importancia para la protección de aves acuáticas, aves migratorias y mamíferos en peligro de extinción como el lobito de río.  Sus humedales integran el corredor de migraciones altoandinas-chaqueñas, conectando las lagunas y humedales altoandinos, con el humedal de La Angostura y los humedales de Río Hondo, formando parte de dos Rutas Migratorias: Altoandina y Panamericana Central.  Es hábitat de una alta variedad de especies de la fauna silvestre, sólo la avifauna supera las 100 especies, 12 de las cuales tienen prioridad de conservación: paloma yungueña, loro alisero, picaflor enano, mirlo de agua, churrín de garganta blanca, arbustero amarillo, pato cortacorriente, zorzalito norteamericano, pava del monte, paloma alisera, loro hablador y loro choclero.
El río Los Sosa posee además una importante población de truchas arcoiris, sembradas hace más de 50 años con ejemplares traídos del sur del país.  Constituye así uno de los principales ríos trucheros de la provincia, por sus especiales características naturales.


Campo de Los Alisos (Parque Nacional)
El Parque Nacional Campo de los Alisos fue creado en el año 1995.  Comprende aproximadamente 10.661 hectáreas  situadas sobre la ladera oriental de las Sierras del Aconquija en la localidad de Alpachiri, Departamento de Chicligasta.
Sus cumbres limitan con la provincia de Catamarca, entre los ríos Jaya al Sur y Las Pavas al Norte.  Su superficie se extiende a lo largo de una lonja angosta que va desde los 5.400 msnm al Oste hasta los 1.000 msnm al Este.
Tiene como objetivo la conservación de un área representativa de la provincia biogeográfica de las Yungas (Selva de las Yungas, Bosques Montanos Superiores y Pastizales de Altura) y de la provincia  biogeográfica Altoandina, así como también la protección de especies amenazadas como el cóndor andino, lobito de río, guanaco, zorro colorado, taruca, corzuela parda, guazucho, guanaco, ocelote, gato andino, gato montés, gato moro, puma, pecarí de collar, vizcacha serrana, murciélagos, etc.
Alberga los yacimientos arqueológicos de Pueblo Viejo o Ciudacita, que constituyen las construcciones incaicas más importantes desde Cuzco hacia el sur.


Parque Universitario Sierra de San Javier y 
Reserva Experimental Horco Molle
El Parque Universitario Sierra de San Javier abarca una superficie de 14.700 ha. Presenta un límite abrupto en su lado Este, determinado por cultivos y barrios periféricos del conglomerado urbano de San Miguel de Tucumán.  Se ubica, por el lado este, desde Horco Molle hasta Tafí Viejo, y por el lado oeste, desde la Ruta 341 hasta Anta Muerta.
Las laderas de la Sierra están cubiertas mayormente por Selva Montana y sectores de Bosque Montano.  En las áreas cumbrales se encuentran pastizales naturales.
Estas tierras amparan 55 especies de aves arborícolas, 10 especies rapaces y otras tantas de loros, junto con tres tipos de palomas. Se incluyen también 5 especies de lechuzas, 4 de picaflores, 26 de pájaros varios y 16 de aves terrícolas y arbustivas.
Las tierras y bosques permiten una extensión experimental de los estudios que se realizan en la Facultad de Agronomía y Zootecnia de la UNT. Sirve también para las investigaciones de zoólogos y botánicos de la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo.
La Reserva Experimental Horco Molle fue creada en 1976, con el fin de que se estableciera un muestrario de flora y fauna.  El emprendimiento recién fue materializado en 1986, por iniciativa de la Facultad de Ciencia Naturales e Instituto Miguel Lillo de la UNT. 
Comprende aproximadamente 200 hectáreas, ubicadas en la localidad de Horco Molle, al pie del Parque Biológico Sierra de San Javier.  Es una “Reserva de Usos Múltiples”, donde se protege la naturaleza, pero al mismo tiempo se permiten en algunos sectores y bajo estrictos controles ciertas actividades humanas, como labranza, ganadería, actividades deportivas y recreativas.  La principal función de la R.E.H.M. es la educación ambiental, especialmente enfocada en la solución de los problemas ambientales de nuestra región y la protección de las especies silvestres autóctonas.
Funciona además como un laboratorio de campo, en el cual estudiantes e investigadores tienen la posibilidad de efectuar diversas actividades vinculadas a la flora, fauna, geología y arqueología, e integrarlas en la educación para la conservación del medio ambiente.
Los animales que se encuentran en la R.E.H.M. representan la fauna típica de distintos ambientes de la Argentina como: Selva de Yungas y Paranaense (monos caí, tapires, yacarés, etc.); Región Chaqueña (corzuelas, osos hormigueros, pecaríes, tortugas de tierra, iguanas, etc.), Región Pampeana (ñandú, guanaco), además de animales de amplia distribución (zorros, carpinchos, etc.).  En la zona abundan las especies de aves: urracas, chingolos, horneros, chalchaleros, tordos, loros, caranchos, águilas, halcones, lechuzas, y muchas más. También se observa en el lugar una impresionante diversidad de invertebrados como insectos (mariposas, escarabajos, etc.), arácnidos, caracoles y lombrices de tierra, entre otros.



Valles Calchaquíes Tucumanos (Área Protegida Provincial)
El Área Protegida Valles Calchaquíes Tucumanos fué creada en el año 2006, mediante la ley 7.801. 
Comprende una superficie de 270.000 hectáreas en el Departamento Tafí del Valle, con sus dos valles: el valle de Tafí y el valle Calchaquí tucumano.
Está enmarca por el área montañosa del oeste provincial: las Sierras del Aconquija, las Cumbres Calchaquíes y las Sierras del Cajón. Su límite sur y este colinda con otras áreas protegidas del sistema, que determinan una gestión coordinada, complementaria, novedosa e interesante.
El área guarda no sólo restos y yacimientos arqueológicos, históricos y prehistóricos, de un extenso período que arranca hace casi 10.000 años atrás, sino asimismo un acervo cultural precolombino viviente. El patrimonio y los recursos naturales actuales y potenciales no son menos importantes, con numerosos especies emblemáticas de prioridad de conservación, numerosos especies endémicas y especies de alto valor ambiental, científico y económico. El patrimonio paleontológico es asimismo importante. Es el área de resguardo, nacimiento y regulación del régimen hídrico de la Cuenca Salí-Dulce, la cuenca endorreica más grande de Sudamérica y con mayor diversidad biológica cuyo origen en un 95% se encuentra en el Departamento Tafí del Valle.
Este proyecto tiene entre sus rasgos distintivos su esquema ampliamente participativo puesto que la ley contempla todos y cada uno de los mecanismos de participación. Así, podemos afirmar que las acciones donde la gestión política contribuye a afianzar lazos de cooperación para mantener recursos naturales comunes y colectivos, minimizando conflictos y priorizando acciones con objetivos altruistas, representan un claro beneficio para las poblaciones involucradas y para la comunidad provincial toda y garantiza su derecho al goce del patrimonio y los bienes colectivos.

Cómo visitar la Reserva
La Reserva Experimental de Horco Molle está abierta al público todos los días (incluido feriados), de 9:00 a 19:00 Hs. Las visitas son guiadas y el valor de la entrada es de $4 para adultos y $3 para niños y delegaciones escolares.
Para visitas de delegaciones se debe solicitar turno con anticipación llamando al teléfono (0381) 425-0936 de lunes a viernes de 9:00 a 12:30 hs. También puede solicitar información vía e-mail a rehm@tucbbs.com.ar


"Áreas Naturales Protegidas de Tucumán" elaborado por mitucuman.blogspot.com



Quizás también le interese:


3 comentarios :

  1. Que hermosa provincia! (:

    ResponderEliminar
  2. Si, realmente hermosa... ¡Tendrías que haber visto como estaba el cerro esta mañana! Todo Tucumán soleado, pero sobre el cerro estaban unos nubarrones negro con agujeros que dejaban pasar apenas algunos rayos separados entre sí, cada uno iluminado un pedacito de la tupida arboleda verde oscura ensombrecida y sobre ella haciendo dibujos en tonos de verde claro amarillento y brillante... ¿te imaginas? ¡¡¡¡que belleza!!!!

    ResponderEliminar
  3. si igual cordoba esta de lujo los invito a cordoba













    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...